El otro día en una cantina Jorge G. Azaola lanzó esta excelente definición:

“Un diplomático es un burócrata on the road“.